Desgarro en el muslo. Que es, prevención y tratamiento para el desgarro muscular

Dolor en Muslo y Pantorrilla


desgarro en el muslo

¿Qué es un desgarro en el muslo?

Desgarro con lesión anatómica

Ruptura de una cantidad más importante de fibras musculares y que, como la distensión de ligamento, ocurre durante un esfuerzo violento y brutal.

El desgarro que acarrea una verdadera herida en el músculo será llamado rotura parcial.

¿Por qué se produce un desgarro muscular?

El desgarro muscular, o llamado también, tirón muscular, se produce cuando o bien un músculo o tendón se estira demasiado o incluso se rompe.

Éste acostumbra a producirse en la zona de las piernas o en la parte baja de la espalda.

Los músculos que suelen lesionarse son:

  • Pantorrilla: su objetivo es ayudar a levantar el talón
  • Cuádriceps: el más voluminoso de nuestro cuerpo y nos permite andar, caminar, correr y sentarnos.
  • Isquiotibiales: ayudan en la extensión del muslo sobre la cadera y a flexionar la rodilla
  • Paravertebrales: los que sostienen la columna vertebral y permiten su movilidad.

¿Qué debo hacer ante un desgarro muscular? Tratamiento

1) Inmediato:

  • Aplicación de contención flexible en posición de reposo muscular (muslera, pantorrillera).
  • Reposo con la extremidad en alto.
  • Crioterapia (Hielo o bolsa de gel frío).

2) A partir del 10º – 15º día:

  • La Fisioterapia puede ayudarte a reforzar el músculo o ligamento lesionado. Ven a Body Help para continuar el tratamiento de recuperación con el objeto de facilitar la cicatrización y recuperar la elasticidad. El Fisioterapeuta realizará ejercicios adecuados de rehabilitación.

 

Tratamiento para la recaída:


El tratamiento será idéntico al del primer accidente. No obstante, el plazo de reposo se duplicará y será de rigor una vigilancia activa de la evolución con extrema prudencia en la reeducación y luego en la reanudación del entrenamiento. Las recaídas sobrevendrán en general en los desgarros situados cerca del Tendón porque esta región está menos vascularizada y cicatriza peor.

 

Prevención del desgarro muscular en el muslo

  • Calentamiento local y general, estiramientos y flexibilización.
  • Técnica y entrenamiento adecuados.
  • Evitar fatiga, el exceso proteico (carnes, embutidos..) e hidratarse bien.

Atención: con la edad se es más propenso a sufrir estas recaídas.